viernes, 17 de marzo de 2017

La provisión de Dios

La provisión de Dios

La provisión de Dios en el desierto.

Para Israel el desierto era un tramo del camino que debían superar hacia la tierra de la bendición, y durante ese tiempo el Señor envió su provisión. El desierto fue un terreno duro y difícil, pero Dios nunca faltó como proveedor, los protegió del enemigo y suplió todas sus necesidades en aquel árido lugar... 

Debemos tener en cuenta que el desierto fue aquel ambiente de formación y crecimiento, allí los israelitas debían conocer más al Señor, también debían crecer en su fe y fidelidad a él, todo esto muy necesario ya que la tierra de Canaán demandaría un carácter firme y fiel a Dios.    

Nos dice la Biblia que “El maná cesó el día después que habían comido del producto de la tierra, y los Israelitas no tuvieron más maná, sino que comieron del producto de la tierra de Canaán durante aquel año” Josué 5:12.

Por cuarenta años Dios envió su alimento, el maná, pero al llegar a la tierra prometida esa provisión se acabó. Ahora debían tomar lo nuevo que Dios tenía para ellos (los frutos y bendiciones de Canaán). El Señor sabe lo que hace, todo lo hace bien en su tiempo, él nos conduce al cumplimiento de sus promesas, por eso adelante lo mejor está por venir. Confía en Dios, persevera y mantén tu corazón abierto para lo nuevo que el Señor trae.    

Por pastor Gonzalo Sanabria.

Te invitamos a leer: "SIGUE EL CONSEJO DE DIOS".

La provisión de Dios.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada