sábado, 18 de marzo de 2017

Jesús hace libre al cautivo

Jesús hace libre al cautivo

Jesús hace libre al cautivo y al oprimido

Básicamente la obra del Señor Jesús fue en esencia libertadora. Él se hizo hombre para dar libertad a los hombres. Éstos estaban cautivos en el pecado y su destino era la condenación eterna. Todo el tiempo de su ministerio en la tierra anduvo haciendo bienes y sanando a los oprimidos por las tinieblas. Por eso vemos gran cantidad de sanidades y liberaciones en los evangelios...

El Señor Jesús no ha cambiado él sigue salvando y liberando hoy día a toda persona que se acerca a él.

Nos dice el evangelio de Lucas 4:18-19 “el Espíritu del Señor esta sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y la recuperación de la vista a los ciegos; para poner en libertad a los oprimidos; para proclamar el año favorable del Señor".

Las cadenas y cárceles espirituales son reales, así como la aflicción demoníaca, tan reales como el poder de Jesucristo para liberar y restaurar al cautivo. Ante el pecado el ser humano sin conocimiento de Dios y de su poder va por el sendero al infierno, pero para esto apareció el Hijo de Dios para romper las obras del diablo y salvar al pecador y restaurar el corazón herido.

Los evangelios nos muestran la vida y ministerio de Jesús, así como la voluntad del Padre celestial a través del Hijo, por eso concluimos que la voluntad del Señor es libertad, sanidad, salvación y restauración para todo ser humano.  

Jesucristo el Señor no cambia, él es el mismo ayer, hoy y por los siglos, él sigue haciendo lo mismo, por eso podemos procurar su presencia y en él encontraremos sanidad, salvación, libertad y restauración, sólo en él hay verdadero perdón de pecados.  

Por pastor Gonzalo Sanabria.


Jesús hace libre al cautivo y salva al pecador.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario